El Heraldo

12 de Diciembre de 2012 – 12:00 am
Una tertulia nostálgica por los 100 años de la aviación en Colombia
Tertulia EL HERALDO
La de ayer en EL HERALDO fue una amena charla entre viejos amigos que se reunieron para hablar de lo que más les apasiona: la historia de la aviación en Colombia que hoy hace 100 años nació en Barranquilla.

Alrededor de la tradicional Tertulia estaban Knox Martin Jr, hijo del pionero de la aviación comercial, William Knox Martin; a su lado estaban su amigo de varias décadas, el capitán Enrique Ortega, coautor de ‘Sueños de Nubes, Los Caballeros del Aire’ y Jaime Cortissoz, nieto de Ernesto Cortissoz, el hombre clave para que desde la Puerta de Oro despegara Knox Martin hacia Puerto Colombia.

Este encuentro de viejos conocidos se convirtió en el escenario ideal para recordar los tropiezos que al comienzo tuvieron el alemán George Schmitt y el norteamericano Martin, pero que al final, lograron pasar a la historia como los fundadores de la aviación en Colombia. El 12 de diciembre el primero en 1912 cuando voló sobre Santa Marta, y el segundo, en junio de 1919 cuando realizó el primer vuelo comercial.

Durante la Tertulia de EL HERALDO, se destacó que para esa época, no en vano Barranquilla era llamada la “Puerta de Oro de Colombia”, por su posición estratégica y carácter portuario que la convirtieron en escenario de eventos trascendentales como la aviación.

Y es que en 1919 estaban sucediendo muchas cosas en la ciudad como el nacimiento de la industrias y la actividad bancaria, que era la más importante del país, tal como lo recordó Jaime Escobar, de la Academia Colombiana de Historia Aérea y secretario del sistema operacional de la Aeronáutica Civil.

“Pienso que ese es el momento más importante en la historia del país. Barranquilla en esa época era la real Puerta de Oro de Colombia, la ciudad más importante del país. Los bogotanos con ese frío, el Gobierno central olvidado de las regiones, pero era necesario un vinculo entre la Costa, donde estaba todo el comercio, y el gobierno central, pienso que en ese momento fue cuando la gente se reunió y se presentaron hechos que fueron encajando uno con otro para que una persona ofreciera aviones y llegó un personaje que decían que era medio loco, que tenía un encanto especial con las mujeres y además, tenía un avión”.

José Dionel Benítez, también escritor de Sueño de Nubes, Los Caballeros del Aire, resaltó que fueron precisamente los empresarios bogotanos Carlos Obregón y Ulpiano A. Valenzuela, miembros del club colombiano de aviación , quienes trajeron a William Knox Martin, pues ellos habían viajado a Nueva York con la idea de comprar un avión para realizar demostraciones aéreas en Colombia.

“Cuando Knox llegó a Barranquilla, el transporte hasta Girardot era complicado. Entonces se dio cuenta que la gasolina con la que funcionaban los carros no servía para aviones y tuvo que esperar un tiempo suficiente. Y en efecto influye el auge económico de la ciudad y la necesidad de comunicarse con el interior del país y el gobierno central que estaba muy lejos de la Costa”.

Al recordar con nostalgia esos inicios de la aviación, Jaime Cortissoz, anotó que fue precisamente George Schmitt. “Él sembró la semilla y Knox la abonó”, expresó orgulloso Cortissoz, al tiempo que señaló que muchos creen que el aeropuerto de Barranquilla tiene el nombre de su abuelo porque piensan que él era piloto.

”Cortissoz era un banquero, empresario, visionario de la ciudad y fue el primer presidente de la Sociedad Colombo Alemana de Transporte Aéreo, Scadta y principal promotor de los socios fundadores y durante los primeros 5 años de Scadta fue bajo su presidencia hasta que falleció el 8 de junio en 1924 en un accidente aéreo en el centro de la ciudad, mientras hacia propaganda a la canalización de Bocas de Ceniza”.

Agregó que precisamente el obelisco del Águila ubicado en el parque de Los Fundadores inicialmente se colocó el 8 de junio de 1925 en honor a las seis personas que murieron en este accidente aéreo.

Ernesto Cortissoz no fue aviador, sin embargo fue el primer pasajero de Knox Martin en Barranquilla. El primer vuelo de pasajeros en Colombia se inició el 15 de junio de 1919.

Raúl Donado, gerente del aeropuerto, expresó que de acuerdo a muchos historiadores, en 1919 Martin fue quien inicio esa carrera de la aviación comercial que convertiría a Barranquilla en cuna de la aviación.

Por su parte Knox Martin Jr., expresó su complacencia por el homenaje que Barranquilla y Colombia le está haciendo a su padre y señaló que la sorpresa más grande al llegar a la ciudad fue la réplica del avión que piloteó su padre, que fue construida por la Alcaldía de Barranquilla y que hoy será develada. “Yo tengo un modelo así e hice una escultura pequeña como recuerdo de mi padre y cuando pasa un avión digo mi padre”.

Martin Jr., también mostró orgulloso la cédula que lo acredita como ciudadano colombiano.

La Tertulia realizada en EL HERALDO contó con la participación de Knox Martin Jr., Jaime Cortissoz, nieto de Ernesto Cortissoz; Diana Acosta, consejera para el Bicentenario de Barranquilla; el capitán Enrique Ortega, vinculado a la aviación desde hace muchos años y autor de Sueños de Nube, Los caballeros del aire.

También el capitán Willy Series, representante de la Asociación Colombiana de Aviones Civiles; José Dionel Benítez, escritor del libro Sueño de Nubes, Los caballeros del aire; Ramón Navarro, promotor festival aéreo ciudad de Barranquilla; Mauricio Umaña Nuñez, ingeniero mecánico e hijo de un radioperador de Scadta y Jaime Escobar Corradine, de la Academia Colombiana de Historia Aérea y secretario del sistema operacional de la Aeronáutica Civil, entre otros.

Cierre vial en la 17
La Secretaría Distrital de Movilidad autorizó para hoy 12 de diciembre el cierre de la zona sur de la glorieta de la calle 17, que empalma con el bulevar de Simón Bolívar, en la calle 19, debido a la celebración por los 100 años de la aviación y la inauguración del monumento réplica del avión que piloteó Knox Martin en el año 1919, cuando voló de Barranquilla a Puerto Colombia en un biplano modelo Curtiss, con el copiloto colombiano Mario Santo Domingo. El cierre de las vías se realizará de 4 de la tarde a 9 de la noche.

Por Alexandra De la Hoz

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *